Páginas

4 jun. 2010

La Escuela 2.0 entra en el aula (perdiendo el miedo)

Aquí dejo este magnífico y motivador artículo que nuestra compañera Lola Urbano del CEIP Tomás Ybarra de Tomares ha publicado en ESCUELATIC2.0escuelatic20.gif

La Escuela 2.0 entra en el aula (perdiendo el miedo)

No es fácil explicar el proceso que se ha desarrollado en “mi” aula, desde que el reparto de ultraportátiles y la instalación de una PDI dejó de ser una noticia en la prensa y se convirtió en realidad. Mirando atrás, me doy cuenta de que han pasado tres meses de los primeros y sólo dos desde que tenemos la pizarra y la conexión (lenta e insuficiente, pero conexión) wifi.
Pasado este breve espacio de tiempo, la pregunta del millón podría ser: ¿Y todo esto para qué? ¿Qué ha cambiado desde entonces en el aula de Ver pasar las nubes? Voy a intentar explicarlo lo mejor posible, aunque estoy convencida de que es pronto para buscar y encontrar respuestas definitivas. De hecho, no creo que en educación pueda haber nunca nada definitivo. Así que vayamos por partes.
LOS MAQUINILLOS
Llegaron el 24 de febrero y la primera “sorpresa” fue ver cómo el alumnado y sus familias se adaptaron rápida y tranquilamente a la llegada de “los maquinillos” y las mochilas verdes en las que hay que transportarlos por seguridad. Obviaré el montón de anécdotas futboleras que se han sucedido debido al color de ordenadores y mochilas.
En nuestra clase ya trabajábamos con portátiles, dotación que disfruta nuestro colegio por ser centro bilingüe, aunque nuestro grupo no lo es. No había wifi pero nos arreglamos bien trabajando desde casa y haciendo en clase trabajos que no necesitaban conexión a Internet, y con la ayuda de nuestra primera mochila digital: un pendrive por barba. Empezamos incluso trabajando con el blog de aula conectando el ordenador del Proyecto Grimm (el que usamos para trabajar con vídeo) a la Red por medio del cable Ethernet detodalavida. Estos trabajos previos nos han sido de gran utilidad.
Otra buena experiencia para aprender el cuidado de los ordenadores fue trabajar con el alumnado de Infantil, dentro de nuestro proyecto de acompañamiento de tal forma que niños y niñas de 5º curso tutorizaron a las y los pequeños en el buen uso de los ordenadores durante una clase conjunta de dibujo, con TuxPaint. Antes de empezar a trabajar los limpiaron, les dijeron que no dieran golpes, cogerlos con cuidado y no aporrear las teclas. Después de enseñar esto a los pequeños, no les costó nada asumir el cuidado de los suyos.
Los llamamos maquinillos porque son chiquitos, muy delicados y nos inspiraron ternura nada más verlos. Y las caras de los niños y niñas que los recibieron, dignas de ser retratadas al óleo. Tanta ilusión no se puede dejar pasar, así que los pudimos estrenar el mismo día que llegaron gracias al trabajo previo que ya habíamos realizado: con Infantil, en la asamblea estableciendo normas consensuadas de buen uso (limpieza, cuidado) y debatiendo si podrían usarlos cuando quisieran o no. En este último punto yo tuve el voto de calidad y se aceptó por minoría que el tiempo de uso lo establece la maestra, al igual que el resto de actividades. Aprender que no es un juguete, sino una herramienta de trabajo escolar es lo que más trabajo les cuesta, pero lo han aprendido rápido. Qué emoción ser responsable de algo tan serio, qué emoción tenerlo siempre a mano, cuántas cosas nuevas podremos hacer ahora… con estas sensaciones tan agradables empezamos a trabajar.
¿Me puedo bajar el Messenger? Fue la primera y lógica pregunta. No, la primera y lógica respuesta. Yo sé cómo usarlo sin bajarlo, dijo Paco. Muy bien, pero eso lo harás en tu casa y con permiso de tus padres. ¿Y cómo se hace, Paco?, fue la siguiente pregunta de los 23 restantes que no eran Paco. Les pedí que respiraran hondo e intentaran calmarse, que todos los días podrían hacer alguna actividad en el colegio o en casa y la paz volvió al aula.
LA PIZARRA
La pizarra digital llegó en abril. Y confieso que no esperamos a pensar qué hacemos con ella. Hemos esperado mucho tiempo, así que la encendemos y probamos. Sabemos que aún no le sacamos partido a pesar de los cursos que ha recibido la maestra, pero estamos en ello. Para las vacaciones de verano saben que han de investigar qué pueden aprender con el software de la pizarra, qué pueden inventar y no sólo qué pueden dibujar. Han instalado dicho software en sus ultraportátiles y ya veremos qué traen a la vuelta del verano.
LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS
Disfrutan enormemente, al tiempo que se acostumbran a la normalidad de llevar un ordenador en sus mochilas. A veces tienen discusiones en casa, con papá o mamá, pero eso mejorará cuando ayudemos a las familias a comprender y saber qué hacemos en la escuela con esta herramienta, qué posibilidades tienen en casa de trabajar con ella y les ayudemos a ayudar a sus hijos e hijas.
Contra lo que muchas personas piensan, no hay desorden cuando trabajan proyectos en el ordenador. Al contrario, se oye un murmullo suave, un silencio a ratos; se ven caras de concentración, sonrisas de estar a gusto con lo que hacen y un final feliz por haber aprendido muchas cosas nuevas.
¿Y qué hacemos con la lectura? Nos dimos cuenta de que la rapidez con la que usan el ordenador les lleva a cometer errores, ¿cuáles? Los mismos que en la lectura analógica. Por ejemplo, son conscientes de que fallan en matemáticas cuando no leen despacio el enunciado de un problema; se complica aún más cuando el problema tiene varios apartados y lo leen rápido “para terminar pronto”, así que enseguida ven que tienen que parar un poco, leer despacio, tal vez buscar referencias en otro sitio y volver a leer aquí y allá. Ya no vale con pulsar los iconos alegremente porque descubren que fallan en muchas cosas por no haber leído antes lo que había debajo del gif animado.
Leen más aunque leen distinto. Y aprenden a relacionar lo que han leído, a explicarlo… no vivimos la lectura en el aula como lectura de literatura recomendada y recomendable. No leemos según la imagen de alguien con mucha cultura que lee en un magnífico sillón mientras suena Wagner en un casi susurro (algo que critican mucho los músicos por no prestarles auténtica atención)
Quiero decir, que no sólo entendemos la lectura de esa manera. Hay tantas formas de leer… lecturas científicas, lecturas en la Wikipedia comparándolas con otras páginas a ver si dicen lo mismo o hay posibles errores…
Y también leen imágenes, las crean, las explican, aprenden a diferenciar entre sms y mensajes instantáneos bien escritos en Edmodo. La alfabetización en la imagen se convierte en un placer añadido cuando crean vídeos, tratan imágenes en Picnik, o en Gimp y aprenden a hacer presentaciones o Pecha Kucha que han de crear, interpretar y explicar oralmente.
Y escriben, en los blogs, en el procesador de textos, en el correo electrónico. Consultan dudas y cuentan sus problemas a la maestra con una soltura envidiable. Y a veces se insultan, igual que en la vida analógica, tienen conflictos y aprenden a resolverlos con o sin ayuda, pero con una buena orientación a usar la comunicación en la Red desde el respeto más escrupuloso a ellos mismos, a ellas mismas y a los demás.
Otro día podemos contar cómo trabajan con las herramientas 2.0.
Lola Urbano
CEIP Tomás Ybarra

No hay comentarios:

Publicar un comentario